CAMARA DE COMERCIO DE APURIMAC

CÓDIGO DE ÉTICA

PRINCIPIOS Y VALORES QUE RIGEN LA CAMARA DE COMERCIO DE APURÍMAC EN NUESTRA INSTITUCION
  • 1. Cumplimiento irrestricto del Código

    Nuestras reglas son de observancia obligatoria por todos los asociados. Las normas de ética contenidas en este Código constituyen principios generales que tienen la única finalidad de fijar la actuación que debe de seguir los asociados entre sí y con la Cámara de Comercio de Apurímac. El presente Código no se excluye de las normas que rigen nuestro país o normas técnicas conexas así como usos y costumbres, buenas prácticas de Gobierno Corporativo, o que correspondan a las actividades económicas de los asociados. Ante cualquier controversia en relación con el significado y alcances de este Código, el Consejo Directivo de la Cámara de Comercio de Apurímac interpretará este Código en conformidad con su propósito general y de la manera que juzgue más apropiada para el caso en concreto, conforme a los fines de la institución señalados en el Estatuto.
  • 2. Deberes del asociado

    Nuestros asociados al incorporarse a la Cámara de Comercio de Apurímac debe estar plenamente convencido que: 


    • Deberá guardar, permanentemente, su buena imagen así como el de la Cámara de Comercio de Apurímac y cuyas acciones no deberán de comprometer a ninguna de ellas. 


    • Al ingresar a la Cámara de Comercio de Apurímac es consciente de que cuenta los recursos necesarios para cumplir con sus obligaciones con la institución así como con terceros. 


    • La Cámara de Comercio de Apurímac requiere compromiso de cada uno de los que la integran y es responsabilidad del asociado el responder con su tiempo a la atención de la misma en forma razonable.  


    • La lucha contra la corrupción es una obligación de nuestra institución así como de los que la integran y la actuación personal y empresarial no pueden verse inmiscuidos bajo ningún pretexto, justificación, o modo de aplicación. 


    • Otro flagelo de nuestro país es el lavado de activos y nuestros asociados deben de compartir el firme propósito de no vincularse a actividades relacionadas esta ilícita actividad así como el financiamiento del terrorismo, ni cualquier actividad sancionada penalmente por la legislación y que dañe a nuestro país

  • 3. Transparencia y honestidad en su declaración

    Si por alguna circunstancia el asociado de la Cámara de Comercio de Apurímac se viera afectado por hechos o circunstancias que atenten el Código de Ética o las leyes de nuestro país, deberá abstenerse de continuar como integrante de la institución y comunicar oportunamente este hecho al Consejo Directivo.
  • 4. El respeto ganado

    El ser parte de la Cámara de Comercio de Apurímac obliga a que el comportamiento dentro de la comunidad se constituya como un ejemplo de ponderación y democracia, de generosidad y nobleza, que se traduzcan en la promoción y salvaguardia de la tolerancia y la caballerosidad, del buen trato y el respeto mutuo en la relación entre nuestros miembros y terceros. Cultivamos el ser los mejores anfitriones, de tal forma que en nuestra casa los visitantes sean bienvenidos, recibidos y honrados de la mejor manera.
  • 5. Confidencialidad y reserva

    El asociado tiene una relación de confianza con la Cámara de Comercio de Apurímac y no debe, en ningún momento, usar información confidencial adquirida durante su relación como asociado para obtener ventaja personal o para otros, o para afectar los intereses de otro.
  • 6. El acatamiento y el respeto a nuestras jerarquías

    Elegimos a nuestros directivos de manera democrática. Una vez ungidos, los respaldamos, los respetamos, y acatamos sus directivas.

  • 7. La posición institucional

    El debate al interior es amplio, promovido y tolerado. Una vez alcanzado el consenso nuestra posición es una sola, el (la) vocero (a) es el (la) Presidente (a) o su delegado (a), siendo nuestro respaldo absoluto.

  • 8. La defensa y la promoción de la Empresa Privada

    La dinámica económica en nuestra región y el país, en parte, es nuestra responsabilidad y como firmes creyentes en la excelencia de la empresa privada, contribuimos de manera permanente a la promoción de sus virtudes y a la defensa ante los intereses opuestos a su desarrollo. Creemos en la competencia formal, honesta y leal.

  • 9. La unión del Empresariado

    Fomentamos la unión gremial, y pensamos que ésta debe darse en democracia, debatiendo y discrepando cuando sea necesario. Mantenemos nuestra institución, nuestra identidad y nuestro accionar de manera independiente, y cuando los intereses del empresariado o los de la Nación así lo requieran, unimos nuestra voz con otras voces.

  • 10. El respeto a las Investiduras

    Nuestra institución se pronuncia sobre los hechos de interés para el empresariado, para la Región y la Nación, de una manera alturada y respetuosa, cuidando las honras y respetando lo que representa las investiduras.

  • 11. El respeto a las instituciones

    Creemos que la institucionalidad es imprescindible para la organización y aún para la existencia de la sociedad. No nos pronunciamos ante casos que se ventilen bajo tutelas jurisdiccionales o arbitrales. Nos abstenemos ante asuntos internos de otros gremios. Nuestra institución no interviene corporativamente ni participa en política partidaria. La acción gremial y de responsabilidad social que desarrollamos se circunscribe específicamente al cumplimiento de los fines indicados en nuestro Estatuto.

  • 12. Integridad

    Un asociado tiene una responsabilidad no solo con la Cámara de Comercio de Apurímac, sino con la comunidad empresarial en general y debe observar altos estándares de conducta de modo que se preserven la integridad y libertad de empresa en sus actuaciones. El asociado debe desempeñar su rol y deberes de manera consistente con estos estándares.

  • 13. Nuestra responsabilidad social

    Somos conscientes de nuestra influencia como gremio en el desenvolvimiento de nuestra Región. Nuestra opinión, por lo tanto, es expresada con la debida mesura, anteponiendo los intereses de la sociedad en su conjunto. De esa manera, promovemos la ética empresarial, el respeto a la legalidad, a los derechos humanos, y al medio ambiente. Parte importante de esta responsabilidad es la función docente de la Institución, al transmitir nuestra experiencia a otros gremios u organizaciones que lo necesiten y lo requieran. Nuestra estructura como organización está disponible para la sociedad, cuando se requiera y sea útil. Somos un foro de debate de los temas económicos y empresariales. Nos sentimos obligados de manera permanente a trabajar iniciativas legales y propuestas para la conducción económica del país. La proyección de nuestra labor debe ser de alcance nacional, mediante la promoción de la descentralización y de una organización que apoye la institucionalidad y el desarrollo de las cámaras de comercio del Perú.

  • 14. Sujeción al Estatuto y Código de Ética

    El asociado se sujeta al Estatuto de la Cámara de Comercio de Apurímac y al presente Código de Ética. Su incumplimiento, puede dar lugar a la suspensión o exclusión de su membresía así como en su calidad de Socio o trabajador de la Cámara de Comercio de Apurímac y de conformidad con los artículos de nuestros estatutos y que nos norman.

Apurímac, febrero del 2019

Bannerprin.png